Curso de Entomología Sanitaria y Control de Vectores

En Grañén (Los Monegros)

 Hoy es 



Más de 28.500 aragoneses han sido atendidos por picaduras de mosca negra

Heraldo de Aragón. 24-11-2017

Son 7.300 asistencias más que en el mismo periodo del año pasado.

Las atenciones por picaduras de insecto, especialmente de mosca negra, se han disparado este año. Un total de 28.558 personas han sido atendidas en lo que va de año por esta cuestión, lo que supone 7.300 más que en el mismo periodo del año pasado. No obstante, no se ha batido la cifra que se alcanzó en 2012.

Según informa el último boletín epidemiológico, el 91% de las consultas por picaduras se han producido en el periodo de máxima actividad, de mayo a noviembre. De las 28.558 consultas por picaduras de insectos en Atención Primaria, el 67,8% han tenido lugar en Zaragoza (13.515 en la capital aragonesa); el 20% en Huesca y el 12,2% en Teruel.

Desde Salud Pública se insiste en que no todas las picaduras o mordeduras por insectos requieren asistencia sanitaria y aquellas personas que precisan atención pueden acudir a otros recursos que no son centros de salud. Por ello, los datos podrían ser incluso más elevados. Sin embargo, las mismas fuentes de Salud Pública señalan que esta vigilancia resulta útil para "evaluar el impacto de las picaduras respecto a años anteriores y conocer el periodo de máxima actividad en cada temporada". De hecho, Salud Pública recuerda que en Aragón, en los últimos años, se está observando la proliferación de algunos vectores como la mosca negra.



Los expertos ya advirtieron en primavera de que iba a ser un año complicado ya que las condiciones ambientales y meteorológicas favorecían la reproducción de este insecto, sobre todo, en los ejes de los ríos. La falta de lluvias ha dejado los niveles de caudal bajo mínimos y no se han registrado crecidas que hayan arrastrado las algas que favorecen la cría de estos insectos. Así, la mosca negra ha encontrado el lugar perfecto para reproducirse. De hecho, los expertos han constatado en los últimos meses un nivel de insectos superior al de los últimos años.

El Instituto Municipal de Salud Pública ha llevado a cabo varias tandas de tratamientos en el río Ebro a su paso por Zaragoza, pero también se ha tenido que actuar en la provincia de Huesca.